Saltear al contenido principal
Revista digital en España dedicada a la divulgación y formación sobre Gases de Origen Renovable

¿Qué son y cuáles son los denominados Gases Renovables?

Los Gases Renovables son unos tipos de gases combustibles que emplean fuentes de origen renovables o materias primas renovables para su obtención.

BioMetano | Gas Renovable
BioPropano | Gas Renovable
BioSintesis | Gas Renovable

En el contexto de la transición energética existe consenso en que un escenario de electrificación total no es posible y que ciertos usos seguirán necesitando de otro tipo de energías finales. Los gases renovables pretenden cubrir esta necesidad. Estos gases pueden ser usados para movilidad (gas vehicular) o para su distribución a través de las redes de gas natural actualmente existentes (gas entubado).

Las energías renovables no eléctricas, como son los gases renovables, son vectores energéticos que contribuyen al desarrollo de una economía circular real, así como a un proceso de transición energética, ya que permiten avanzar hacia una economía neutra en carbono.

Los gases renovables serán capaces de aportar al sistema energético del futuro flexibilidad y firmeza, garantizando la seguridad de suministro, favoreciendo el acoplamiento del sector gasista y el eléctrico, posibilitando finalmente una completa descarbonización del sistema.

Actualmente, los gases renovables son objeto de desarrollo continuo, ya que suponen un impacto positivo en la sociedad y en la mejora del medio ambiente, pero sobre todo por su papel en la descarbonización.

BioMetano

El BioMetano es un tipo de gas natural (metano) renovable obtenido a partir del tratamiento de residuos orgánicos.

El BioMetano es una versión purificada o refinada del biogás (aprox 65% CH4 y resto CO2, agua y otros gases minoritarios), el gas que se produce a través de la fermentación de desechos orgánicos procedentes de la actividad humana, tanto de su basura como de las aguas residuales, de la industria alimentaria y de la ganadería, entre otros.

Este gas es similar al gas fósil que se encuentra en la naturaleza (metano) y, por tanto, puede sustituirlo de forma directa, siempre y cuando se eliminen ciertas impurezas.

Se considera BioMetano porque se produce a partir de la degradación de residuos orgánicos.

Tiene las mismas propiedades y ventajas que el gas natural frente a otros combustibles fósiles, como son menos emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas (causantes, entre otros, de la mala calidad del aire), y es neutro en emisiones de CO2, por lo que contribuye a descarbonizar el sector gasista y, por tanto, a luchar contra el cambio climático.

Los posibles usos del biometano son:

  1. Inyectar a red de gas natural para distribución industrial y domiciliaria. Proporciona calor y energía a hogares e industrias al inyectarlo en la red de gas.
  2. Propulsa vehículos de gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL).
  3. Genera electricidad en centrales térmicas de ciclo combinado.
Mas información

BioPropano

El BioPropano es un gas renovable molecularmente idéntico al propano tradicional, con una reducción del 80% sobre el GLP convencional en emisiones, y con características físicas que lo hacen ideal para almacenar, transportar y consumir de manera sencilla, rentable, limpia, segura y eficaz.

El gas propano es un compuesto químico de la familia de los hidrocarburos alifáticos, que se caracteriza por ser incoloro y también inodoro.

Una de sus ventajas del BioPropano es que tiene las mismas aplicaciones y permite utilizar las mismas instalaciones que el gas propano convencional, de forma que no es necesaria una inversión inicial en la instalación para aquellas empresas y particulares que ya usan el propano convencional.

Mas información

BioHidrógeno

Denominamos BioHidrógeno al hidrógeno obtenido mediante fuentes o materias primas renovables y es totalmente compatible.

El hidrógeno es el primer elemento de la tabla periódica. Es el elemento químico más ligero que existe, su átomo está formado por un protón y un electrón y es estable en forma de molécula diatómica en forma gaseosa (H2). En condiciones normales se encuentra en estado gaseoso, y es insípido, incoloro e inodoro.

En la Tierra es muy abundante, constituye aproximadamente el 75 % de la materia del Universo, pero se encuentra combinado con otros elementos como el oxígeno formando moléculas de agua, o al carbono, formando compuestos orgánicos.

Por tanto, no es un combustible que pueda tomarse directamente de la naturaleza, sino que es un vector energético y por ello se tiene que generar. Si además esta fabricación se realiza mediante energía renovable o materias primas renovables, podemos considerarlo hidrógeno renovable (o BioHidrógeno).

La producción de hidrógeno con fines energéticos se clasifica por colores que hacen referencia a qué tan limpia o no es su generación.

 

Se habla de un hidrógeno azul cuando el proceso tiene captura de CO2, y verde cuando mediante un proceso de electrólisis  el agua se separa generando oxígeno e hidrógeno, y produce electricidad libre de emisiones.

El más común hoy en día es el hidrógeno azul. Para generarlo, se extrae de los yacimientos de gas natural. Si se evita que se libere a la superficie CO2, éste no contribuirá al calentamiento global. Pero lograrlo eleva los costes, por lo que una gran cantidad (mucha) es producida con alguna carga de carbón.

El hidrógeno verde (más limpio y por tanto deseable) es aquel que se produce a través de fuentes de energía renovables, como la que generan los campos de paneles solares o los eólicos. Esa energía limpia se emplea para alimentar la tecnología de producción. Un electrolizador, por ejemplo, puede extraer el hidrógeno que hay en el agua y así generar en el proceso solo vapor y no quemar ningún combustible nocivo.

Mas información

Gas de Síntesis, Gas Sintético o Syngas

Energía eléctrica y térmica. Utilizando el Syngas como combustible y empleando motores de combustión, turbinas u otras tecnologías se genera tanto electricidad como energía térmica para distintos usos finales.

Es un combustible gaseoso obtenido a partir de sustancias ricas en carbono (hulla, carbón, coque, nafta, biomasa) sometidas a un proceso químico a alta temperatura (pirólisis, gasificación y otras tecnologías similares). Contiene cantidades variables de monóxido de carbono (CO) e hidrógeno (H2).

Este Syngas se puede transformar en los siguientes productos:

  • Gas Renovable, basado en gas natural sintético y procedente de materias primas renovables, como es el caso de la biomasa.
  • Energía eléctrica y térmica. Utilizando el Syngas como combustible y empleando motores de combustión o turbinas u otras tecnologías, se genera tanto electricidad como energía térmica para distintos usos finales.
  • Hidrocarburos líquidos y sólidos. A través de un proceso posterior de Fischer-Tropsch, el Syngas se transforma en biocombustibles y ceras con aplicaciones en diferentes sectores.
  • Metanol. Se obtiene a partir del syngas aplicando un proceso termoquímico que se lleva a cabo en un reactor a una determinada temperatura y presión y en presencia de un catalizador específico. El metanol es una importante materia prima (commodity) para la industria química, así como para la industria energética y de combustibles del futuro.
Mas información

BioCarburantes

Biocarburantes se denominan a los combustibles que tienen origen renovable. Se encuentran en estado líquido y proceden de la biomasa. Estos biocarburantes se pueden usar como sustitutivos, de forma pura o mezclándolo en distintas proporcionas, o aditivos de los carburantes convencionales.

Los más comunes son el biodiesel y el bioetanol.

Mas información
Volver arriba